Nueva York, 10 años después…

Durante años he soñado con volver a Nueva York, a donde fui por última vez hace 10 años, cuando el padre Bryan Karvelis, mi amigo, mi hermano del alma, estaba ya muy enfermo. Pero era también para llevar a mi familia, para que todos pudiéramos gozar de la amistad de la Gran Familia de la Transfiguración, la parroquia donde viví cinco años, de 1982 a 1987, y donde trabajé tras mi ordenación. Gracias, de nuevo, a los libros que escribo para SM, hemos podido comenzar esta aventura. Tras un largo viaje que incluía cuatro horas de autobús de madrugada desde … Seguir leyendo…

Encuentro de MOCEOP en Zaragoza

Durante este fin de semana he tenido la alegría de haber podido acoger en Zaragoza, junto con mi familia, un pequeño encuentro de miembros del Moceop (Movimiento por el Celibato Opcional), la mayoría sacerdotes casados. Pertenecemos a este movimiento desde hace años. Han venido de Albacete, Madrid, Valencia, Vitoria, Teruel… Todos sentimos que hemos sido llamados a servir a la Iglesia desde una vocación particular, la de ser sacerdotes y, a la vez, poder tener una familia. La Iglesia no reconoce hoy ese ministerio que existió durante los primeros mil años y que se conserva en las Iglesias Ortodoxas, Reformadas … Seguir leyendo…

De vuelta a casa…

El miércoles, 21 de agosto, comenzamos hacia media noche nuestro largo viaje de vuelta a casa. Despegue de Yaundé, escala en Duala, viaje largo (7 horas) a Estambul, otras ocho de espera en el aeropuerto, vuelo hacia Madrid, recena en Barajas y viaje en el autobús hasta casa, donde llegamos a las 5:30 de la mañana del viernes 23. Muy cansados, pero muy contentos. El único inconveniente fue unos mareos que Susana sufrió la primera noche, pero se fue recuperando. El trato de Turkish Airlines, el servicio y la comida, excelentes (y, por mucho, lo más barato que hay para … Seguir leyendo…

Toumi

Después de pasar la noche en Bamendjou, y tras comernos un maravilloso desayuno preparado por Judith, la cocinera de la comunidad escolapia, el P. Steven Verla nos mostró a sus perros (les han asaltado los ladrones varias veces) y el Centro Calasanz donde, entre otras cosas, tienen un taller de vestimentas litúrgicas que da trabajo a un par de personas. Luego fuimos a visitar a las dominicas de Toumi, con quienes me une un lazo especial. Cuando ellas llegaron aquí, en julio de 2001, el país estaba en las “villes mortes” o “ciudades fantasmas), una huelga general salvaje que impedía … Seguir leyendo…

El lenguaje Nkwen

Fernando Negro trabajó mucho por alfabetizar el lenguaje Nkwen. Creó una comisión que llegó a fijar la ortografía, a traducir decenas de textos bíblicos y a publicar dos cartillas escolares. Desde que marchó, esta dimensión de nuestro servicio aquí se fue quedando dormida… Michael Abongwa ha venido a pedir que revitalicemos esta tradición escolapia en Nkwen de apoyo a la cultura y la lengua locales. Romeo se ha comprometido a fomentar este esfuerzo de inculturación y yo a buscar fondos para sacar dos libritos: un diccionario y un libro de proverbios tradicionales. Siempre me ha parecido que cada lengua del … Seguir leyendo…

Nuestra cruzada de Ajedrez

Antes de venir aquí, cada uno de nosotros preparó un taller sobre algo que quería compartir: ordenadores, Tangram, papiroflexia, balonmano… Sara preparó un cursillo de ajedrez, pues aprende a jugar a este juego centenario en nuestro colegio escolapio de Cristo Rey. Es un programa innovador que hace que una de las cinco horas semanales de Matemáticas sea de ajedrez. La Unión Europea está promoviendo este aprendizaje dado que estimula diversas inteligencias. Trajimos tres juegos de España, pero en un mes no hemos conseguido encontrar en todo Bamenda un simple juego de ajedrez más y, por ello, no pudimos dar el … Seguir leyendo…

El orfanato de Shisong

Pertenecemos a un grupo de familias escolapias llamado LAR. Con nuestro grupo hemos estado apoyando durante años al orfanato de Shisong, y hoy hemos tenido la alegría de venir a visitarlo con las postulantes calasancias y el P. Evaristus. La hermana Perpetua, que es la directora, nos ha atendido con mucho cariño. Las hermanas franciscanas (que también dirigen Sajocah) abrieron este hospital de Shisong (un barrio de Kumbo) hace unos ochenta años y, más tarde, entre otros servicios, abrieron un orfanato anexo. Aquí están muchos de los niños cuyas madres mueren en el hospital. En contraste con otros orfananatos, ellas … Seguir leyendo…

El orfanato de Nkwen

Hemos vuelto a visitar el orfanato de Nkwen. Lo creó hace unos siete años un pastor evangélico de Sevilla con ayuda de varias organizaciones y lo administra Phillip Ndifor, amigo mío desde que era miembro del grupo juvenil de la parroquia de San Miguel, albañil y responsable del almacén de materiales de los proyectos de construcción de nuestra misión. Mamy Celine es la madre de la casa. El orfanato suele tener unos 140 niños y niñas, pero ahora sólo están unos veinte pues han marchado de vacaciones todos los que han podido ser enviados con sus familiares dado que no … Seguir leyendo…

Mamys

Cuando era niño se hizo popular una canción titulada “Mamy Blue”, que hablaba de una mamy afroamericana que lloraba en soledad de una casa vacía debido a la esclavitud que deshacía las familias al vender a cada miembro al mejor postor. Aquí hay muchas mamys, mujeres mayores que llevan en sus ojos y en sus arrugas las huellas de una vida de sufrimiento y dificultades sobrellevadas siempre con alegría y paciencia. Muchas están viniendo estos días a contarme sus penas, sus esperanzas, su confianza en Dios. Mamy Josepha cuida a siete nietos de dos hijas muertas de sida; Mamy Christina … Seguir leyendo…

Malam Yako, mi amigo fulani

Yendo a Longze y Tabor nos hemos encontrado con muchos fulanis (o bororos, en pidgin), un grupo étnico del sur del Sáhara, de religión musulmana, que está extendido por varios países africanos del Sahel y que llegaron hace unas décadas a esta zona de Camerún para hacerse cargo del pastoreo de los cebúes y las vacas que algunas personas adineradas querían tener en estas montañas cubiertas de hierba. Ha sido un regalo inesperado encontrarme con Malam Yako, que antes cuidaba las vacas del Doctor Foncha, el antiguo primer ministro del Camerún anglófono que nos dio una parte de su tierra … Seguir leyendo…