Encuentro de MOCEOP en Zaragoza

Durante este fin de semana he tenido la alegría de haber podido acoger en Zaragoza, junto con mi familia, un pequeño encuentro de miembros del Moceop (Movimiento por el Celibato Opcional), la mayoría sacerdotes casados. Pertenecemos a este movimiento desde hace años. Han venido de Albacete, Madrid, Valencia, Vitoria, Teruel… Todos sentimos que hemos sido llamados a servir a la Iglesia desde una vocación particular, la de ser sacerdotes y, a la vez, poder tener una familia. La Iglesia no reconoce hoy ese ministerio que existió durante los primeros mil años y que se conserva en las Iglesias Ortodoxas, Reformadas … Seguir leyendo…

Familias y amigos

Hemos podido visitar a alguna familia, como la de Anastasia Anyeancho (madre de Roland Ngangmi, en cuya casa fuimos acogidos por el Coro de St. Michael’s) o la de Victor Ngangmi y Michael and Françoise Njefi, pero la mayor parte de la gente viene a vernos a Menteh: amigos, catequistas, cristianos cuyos matrimonios celebré… No han faltado quienes desean que les ayude a cerrar algunas viejas heridas con unas u otras personas. Para los que los conocéis, han pasado por aquí: el anterior catequista de Futrú, Peter Nsom, y su familia; Agnes, la madre de Edwin Zama; John Tantoh y Fabian Ndifor, … Seguir leyendo…

Small man (Hombre humilde)

A las siete de la mañana, tras sortear un camión atascado en el barro, ya estábamos en la misión de Futrú-Nkwen para participar en la misa de la comunidad. La iglesia, con más de mil personas, llena hasta la bandera. Romeo ha celebrado y me ha encantado la predicación, sobre la parábola del buen samaritano. Resumo la idea principal: Dios tiene un nuevo nombre. Dios se llama “mi vecino”. No podemos amar a Dios y desentendernos de los que nos rodean. Como curiosidad, en el ofertorio ha habido una bendición especial de los hombres que hoy entraban en la CMA … Seguir leyendo…

Tamandung

Mi gente de Nkwen no se aclara mucho sobre cómo llamarme. Me llaman “Mr. John” (Señor Juan), lo cual les dura poco, pues a los diez segundos me empiezan a llamar de nuevo “Fr. John” (Padre Juan). Pero en cuanto recuerdan mi “country name”, el nombre en nkwen que el Fon (Jefe de la tribu) me puso, prefieren llamarme así: “Tamandung”, que significa literalmente “Padre del camino”, es decir, “guía, orientador”. Pablo tiene su propio nombre desde hace años, cuando le mandé su foto al fon por navidad: Ngufor (el mismo que el fon, que significa “Valor”), y le han … Seguir leyendo…