Conoce tu parroquia

Todos los años pido a mis alumnos de Religión de 4º de ESO que hagan un trabajo sobre su parroquia. Es importantísimo que conozcan de primera mano esa institución de su barrio, esa comunidad cercana a sus casas. A muchos les sorprende. La conversación con su párroco les hace descubrir a una persona abierta y acogedora.

Incluyo abajo la ficha que les doy, por si le interesa a alguien. He aquí algunos testimonios de mis alumnos y alumnas:

“Cuando nos propusiste realizar este trabajo, la verdad es que estaba un poco confusa por cómo iba a salir.  Por otra parte, me llevé una decepción al enterarme que la parroquia a la que yo suelo ir ya no se consideraba como tal. He ido muchas veces ya que mi padre estudió allí y tenemos una pequeña relación. Pero esa fue la ocasión perfecta para conocer la iglesia y al párroco de mi barrio.
La experiencia ha sido muy grata. Pensaba que iba a ser tedioso pero ha sido totalmente al contrario. La charla ha sido divertida y todo lo que nos contaba el cura era muy curioso e interesante. Ahora que he hecho ente trabajo me he dado cuenta de la gran importancia que la Iglesia tiene sobre nuestra sociedad. Las actividades  que desarrollan para los niños, los jóvenes y el acompañamiento a los ancianos y enfermos me conmovieron sinceramente. He disfrutado de la entrevista a Nacho Lanceta, sacerdote de la parroquia de San Lamberto de Zaragoza”. (Ainhoa G.)

“Con este trabajo he tenido la oportunidad de conocer más sobre la comunidad cristiana y ciertos aspectos de ella. He podido darme cuenta de que no hay que hacer un gran esfuerzo para formar parte de la comunidad, hay puntos y grupos cristianos en diversas partes y a nuestro alcance.
Mi reflexión es que todos deberíamos participar en la comunidad, de una forma u otra, y apoyarla para que podamos seguir disfrutando de ella. Pienso que las parroquias que hemos visitado son una gran fuente de esperanza, fe y tranquilidad para todos nosotros. Creer en Jesús y unirnos por ello es una buena manera de formar un grupo y compartir nuestras vivencias y motivaciones. Todos tendríamos que formar parte de la Iglesia y compartir nuestros bienes con quien lo necesita. Este ha sido un muy buen proyecto para descubrir la comunidad cristiana y poder vivir la experiencia de formar parte de ella”.  (Lucía B.)

Ficha de trabajo: 

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *