Bafia

A mitad de camino llegamos a Bafia, una de las comunidades escolapias más recientes. El padre Louis Njodzeka nos recibe y nos muestra el colegio de infantil y secundaria, un proyecto de escuela infantil, muchos logos de Ibercaja, CAI, Gobierno Vasco, ayuntamientos españoles en diversos edificios, un cibercafé para facilitar el acceso a internet…

Comemos en comunidad. Primer contacto de todos con la comida camerunesa. Yo me como un fufú con ndjama-ndjama que me sabe a gloria. Sara y los chicos optan por la pasta. Al acabar, Daniel nos da la vara con que saquemos el balón que hemos traído y anda por alguna maleta. Menos mal que el chico que ayuda en la cocina tiene una pelota y se desfogan un poco los tres mientras echamos una cabezadita. Al proseguir la marcha vemos como los jóvenes del barrio van llegando para entrar en internet. Me comenta Javier que ésta es la comunidad más insalubre: clima más cálido y más mosquitos. Recordamos a Antonio Sala, escolapio catalán de esta comunidad que ahora pelea contra otra enfermedad en Barcelona. Desde aquí te mando un gran abrazo, hermano mío, con quien tan buenos ratos pasé y tanto aprendí en mis escapadas a Yaundé para conseguir los permisos de importación de los contenedores que mandaban los colegios de España. Se te echa de menos por aquí… Te queremos.

Marcar el Enlace permanente.

Un comentario

  1. Seguir escribiendo parece una aventura divertidisima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *