Bamendjou

Tras la comida en Bafia de este 6 de julio, proseguimos nuestro viaje hacia Bamendjou, otras dos horas largas bajo la lluvia. Hemos dejado la provincia del Centro y nos hemos adentrado en la del Oeste, cuya capital es Baffoussam y cuya tribu, los Bamileke, están considerados los más emprendedores y negociantes del país. De allí que incluso las edificaciones tengan una forma propia de marcar el éxito económico de algunos en sus negocios. Las ciudades rebosan de vida. Las calles tienen ese ambiente de actividad, colorido y movimiento que tanto llaman la atención a quienes llegamos de lejos.

La comunidad nos ha recibido con mucho cariño. A esta tierra de Bamendjou llegaron, casi tres años después del aterrizaje en Camerún de nuestra primera comunidad escolapia (Fernando, Ángel y yo), una comunidad de escolapios polacos. Ahora sólo hay cameruneses en Bamendjou. Algunos, como Stephen Verla or Justine Ghani, han estado en España y nos hemos visto en alguna ocasión. Mañana hay una fiesta especial y varios han llegado de otros sitios, todos gente joven. Veinticinco años después de nuestra llegada, los escolapios cameruneses son más de 80.

Para acogernos le han pedido a Sara que bendijera y cortara un bizcocho de bienvenida. Y aquí la tenéis, haciendo los honores…

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. ¡Cuanta gente! Se ve que estáis bien a compañados

  2. Gracias Juan y toda la familia,os deje un comentario el primer día ,pero tal vez no lo supe hacer(las nuevas tecnologías me superan ….).
    Me alegro mucho de todo lo que estais viviendo y de la experiencia especialmente para los mas pequeños,seguros que allí es más facil percibir el Amor .
    Todo lo que he podido leer y ver me edifica ,doy gracias a Dios y os presento en la oración.
    bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *