Papá, ¿cuando acaba esta misa?

7 de julio, gran fiesta en Bamendjou. Hyppolite Wirnkar, que ha estado aquí de diácono, celebra su primera misa en esta parroquia tras su ordenación. Le acompañan Divine y Paulinus, sus compañeros de ordenación. Además se despide el anterior párroco, Justine Ghani, y llega el nuevo, Peter Mbiydzenyuy.

¡Una liturgia preciosa! Toda en francés, lengua de esta zona y de la mayor parte de Camerún, ha sido adornada con una música de timbales y xilófonos muy bonita. Además de hermosa ha sido larga, un verdadero bautismo de fuego para la paciencia de los chicos. La misa, seguida de discursos de agradecimiento, despedida o bienvenida, ha durado ¡cuatro horas y cinco minutos exactamente! Daniel me decía: “Papá, ¿Cuándo acaba esta misa?” Aún así lo han llevado muy bien y han aguantado en la iglesia tres horas; luego se los ha llevado Paquita a comer algo a su casa. Antes de esto nos han hecho salir a los cinco y nos han presentado como una familia unida íntimamente a los escolapios al ser yo uno de los tres fundadores de la primera comunidad de este país.

Confieso que me ha dado un poco de corte –y más aún a Susana- salir delante de todos, pero debo decir que Justine lo ha hecho con mucho cariño y con mucho tacto.

Marcar el Enlace permanente.

2 comentarios

  1. ¡¡Me gusta mucho que haya una “diaconisa”!!

  2. 4 horas y cinco minutos una misa bastante larga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *