Basílica, catedral y rayo de esperanza…

Hemos estado en la Basílica de Nuestra Sra. de los Apóstoles de Mvolyé, una construcción muy moderna que se va convirtiendo en el gran corazón orante de la ciudad. Fue inaugurada hace siete años. En el exterior tiene unos murales de cerámica con escenas del evangelio de una belleza singular, y algunas imágenes interiores, como el Cristo Resucitado y la Virgen, muy bonitas. El sagrario, una bola dorada salida de no se sabe qué, es estéticamente original, pero no se sabe bien qué representa. Al santuario le falta, como a tantas iglesias en Camerún, sacerdotes que entienda bien de liturgia y no permitan, como aquí, que, en el centro del altar, algunos devotos hayan instalado ¡un altarcillo a la virgen de Fátima!

También hemos visitado la catedral de Yaundé, cuyo arzobispo acaba de ser destituido hace un mes por el Papa Francisco acusado por una gran parte del clero de tener todo un entramado de escuelas y negocios a su nombre. Un rayo de esperanza el que el nuevo Papa se esté empeñando en hacer algo con estos casos tan escandalosos. En el corazón del país, oramos para que la Iglesia católica camerunesa (¡y la española!) sea más profética y menos uncida al poder.

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *