Javier Sagredo: amar la paz

Hoy hemos tenido la gran suerte de poder visitar por dentro el edificio de las Naciones Unidas (ONU). Ha sido gracias a Javier Sagredo, amigo de hace muchos años de Javier Bosque pues formaba parte del Grupo Scout Calasanz de Salamanca. Yo estuve con él en un campamento conjunto de scouts de Salamanca y Barbastro en el Ramiro el Monje de la selva de Oza (Huesca) en 1979. Visitar este “santuario” de la paz y la convivencia mundiales es siempre para mí una experiencia espiritual. Lo había hecho ya varias veces con mi amigo Juan Gerona, nacido en mi pueblo … Seguir leyendo…

Joe Pacheco, mago de magos

Joe Pacheco es miembro de la parroquia de la Transfiguración, trabaja como asesor legal en casos de vivienda y es, además, mago. Hoy ha venido al Centro Karvelis a compartir su magia y ha sido una delicia. Javier Bosque nos lo ha presentado con el título de “Mago de magos” por haber sido elegido por otros magos de EE.UU. para actuar en sus convenciones. Al acabar, nos ha dado un testimonio vivo de su servicio a la comunidad en el área de la vivienda. Hoy en día, por ejemplo, el barrio de Williamsburg, parte de Brooklyn y la ciudad de Nueva … Seguir leyendo…

Alegría

El domingo, 4 de agosto, vivimos con gran alegría la inauguración del pequeño parque que hemos construido en la escuela de Menteh en memoria de Cyprian Ndifor. Al acabar la misa, bajamos en procesión hasta la escuela y, tras unas palabras mías, la mamá de Roland Ngangmi (que ha contribuido al proyecto desde Inglaterra) y Simon Ndifor (papá de Cyprian) descubrieron una placa conmemorativa. Luego Romeo bendijo el lugar y estrenamos los columpios, el tobogán, el balancín y el arco. Más tarde hubo cantos y una comida compartida preparada por la comunidad cristiana de Menteh. Cyprian Ndifor era un joven … Seguir leyendo…

Mercado y justicia

Me gusta ir a los mercados africanos, nada distintos de otros que conocí en otros países. A uno le puede agobiar la concentración de gente, las ofertas con las que apabullan al posible comprador, la mezcla de productos y de olores, la carne fresca descuartizada allí mismo, el suelo embarrado, la lluvia persistente que se cuela por las chapas del tejado,… Pero si miras a los ojos de la gente, ves hermanos y hermanas que pasan el día intentando vender su producto para poder alimentar a sus hijos y a sí mismos, muchas veces sin más pretensiones que ir tirando. … Seguir leyendo…