Gracias por estos 30 años de sacerdote

 Hoy, día de la Asunción de María, hace 30 años de mi ordenación sacerdotal. Mi vida entera rota en torno a este acontecimiento que es parte del misterio de mi existencia. Por ello, hoy he abierto una botella de vino de Sariñena, cosecha de aquel mismo año, que alguien me regaló y la hemos bebido con mi familia. El vino estaba rancio, mejor para los postres, pero me sirve ahora para brindar aquí: … por Don Javier Osés, mi obispo, que tan profunda huella dejó en mí y en la diócesis de Huesca. …. por las comunidades cristianas a las que pude … Seguir leyendo…