Papá, ¿cuando acaba esta misa?

7 de julio, gran fiesta en Bamendjou. Hyppolite Wirnkar, que ha estado aquí de diácono, celebra su primera misa en esta parroquia tras su ordenación. Le acompañan Divine y Paulinus, sus compañeros de ordenación. Además se despide el anterior párroco, Justine Ghani, y llega el nuevo, Peter Mbiydzenyuy.

¡Una liturgia preciosa! Toda en francés, lengua de esta zona y de la mayor parte de Camerún, ha sido adornada con una música de timbales y xilófonos muy bonita. Además de hermosa ha sido larga, un verdadero bautismo de fuego para la paciencia de los chicos. La misa, seguida de discursos de agradecimiento, despedida o bienvenida, ha durado ¡cuatro horas y cinco minutos exactamente! Daniel me decía: “Papá, ¿Cuándo acaba esta misa?” Aún así lo han llevado muy bien y han aguantado en la iglesia tres horas; luego se los ha llevado Paquita a comer algo a su casa. Antes de esto nos han hecho salir a los cinco y nos han presentado como una familia unida íntimamente a los escolapios al ser yo uno de los tres fundadores de la primera comunidad de este país.

Confieso que me ha dado un poco de corte –y más aún a Susana- salir delante de todos, pero debo decir que Justine lo ha hecho con mucho cariño y con mucho tacto.

Marcar el enlace permanente.

2 comentarios

  1. ¡¡Me gusta mucho que haya una “diaconisa”!!

  2. 4 horas y cinco minutos una misa bastante larga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.