La cascada de Menteh

Estamos en las “Grasslands”, las “savanas cubiertas de hierba” de Camerún. Pero en los barrancos de las montañas, donde el agua abunda todo el año, se forman pequeñas y densas selvas. Una de ellas está junto a la cascada de Menteh, donde fuimos el último día de julio con niños del poblado que nos condujeron hasta allí.

No lo pasé del todo bien siendo el responsable del grupo espontáneo que nos siguió pues en estas zonas puedes resbalarte y algunos sitios son escarpados, pero los chavales de Nkwen nos alegraron el día con su seguridad sobre las rocas resbaladizas y los senderos oscuros y misteriosos.

Volvimos, como en un campamento, cantando “O Benu oh!” y “Bongó”, dos canciones supuestamente africanas pero compuestas por los juniores escolapios de Salamanca, hace cincuenta años, para el cantoral scout. ¡Aquí, en fila india, sonaban genuinas!

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Un comentario

  1. Cómo te lo estás disfrutando Juan!, me alegro de todo lo que estáis viviendo, sobre todo los niños para ellos debe ser todo mágico y sorprendente. Un fuerte abrazo para todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *