Jorge Español: sin miedo a los dragones en Sijena

????????????????????????????????????Anoche estuve en mi pueblo, Sariñena, en una de las tertulias “Violinista José Porta” que se vienen llevando a cabo desde hace unos años. Salvador Trallero, pastelero y editor (Sariñena Editorial), las organiza con la ayuda de Juan Antonio Casamayor. Cada dos meses nos solemos juntar unas 30 o 40 personas en un restaurante de la capital monegrina. Antes de la cena, el ponente de turno da una pequeña conferencia sobre arte, literatura, historia, cultura… Tras los postres tiene lugar la tertulia, que suele prolongarse hasta bien pasada la medianoche.

En esta ocasión, hemos tenido la suerte de contar con la presencia de Jorge Español Fumanal, abogado nacido en Benabarre (Huesca) y afincado en Madrid. Jorge ha dedicado dos décadas de su vida a luchar desinteresadamente por la recuperación de las obras de arte sacro aragonesas que se encuentran en museos de Cataluña.

Lo suyo comenzó como una verdadera vocación. Cuando era apenas un adolescente, visitó el Museo de Arte de Cataluña (hoy MNAC) donde, para su sorpresa, se encontró con muchas piezas que pertenecían a parroquias aragonesas. Interesado por este hecho, ha dedicado toda su vida a investigar y documentar el origen de estas piezas y la base jurídica que sustenta su propiedad. Actualmente es el letrado que representa a los ayuntamientos de Villanueva de Sijena, Berbegal y Peralta de Alcofea en diversos litigios contra la Generalitat, el MNAC y el Museo de Lérida. En el último año, gracias a dos sentencias judiciales favorables, ha conseguido que comience el retorno de decenas de piezas, devolución que, en breve, afectará a las pinturas murales de Sijena, objeto central de la tertulia.

El Real Monasterio de Nuestra Señora de Sigena (o Sijena) fue fundado por Dña. Sancha de Castilla, esposa de Alfonso II, rey de Aragón, y se consagró en 1188, un año después de la caída definitiva de Jerusalén en manos de Saladino. La reina lo diseñó con la idea de que fuera a la vez un lugar de oración, panteón real y archivo de la Corona de Aragón.

Sigena-valentin-cardererQuiso decorarlo con los mejores pintores que había entonces y contó con los servicios de un pintor inglés que se había dedicado especialmente a la decoración de libros, por lo que sus pinturas tiene un colorido maravilloso, desconocido en otras pinturas románicas, y cargado de detalles. Se le conoce como el Maestro de la Sala Capitular de Sijena. Abundan los temas dedicados al Arca de Noé, dado que la Reina Sancha concibió el monasterio como una verdadera arca de salvación en un momento convulso de la cristiandad tras la recaída de Jerusalén en manos de los musulmanes. He aquí la pintura de la Sala Capitular que, en el siglo XIX, hizo Valentín Carderera.

A principio del siglo XX, la burguesía catalana, animada por crecientes sentimientos nacionalistas, decidió dotar a la ciudad de Barcelona de un museo que albergara la pintura románica catalana. Fue el antecesor del actual MNAC. Para ello arrancaron las pinturas románicas de las iglesias de Bohí y de Taull. Como cuenta Jorge Español, “la labor de arranque que hizo Josep Gudiol Cunill y la Junta de Museos de Barcelona solo tuvo como motivación el formar un museo en Barcelona del Románico, pues, la pintura mural en las iglesias del Valle de Bohí estaba perfectamente conservada. El mismo Puig y Cadafalch, Jefe de Museos de Barcelona, cuando a principio de siglo XX le proponen el arranque de las pinturas de Taull y otros lugares del Pirineo catalán, tacha la operación de “atentado artístico”, dado que esto ya no se hacía en ningún lugar de Europa. La codicia de Gudiol y de Pijoan hicieron que esta operación se llevase a cabo en contra de lo que se hacía en toda Europa que era conservar la pintura mural in situ y hacer copias para los museos, como las copias que hizo Vallhonrat para la Junta de Museos de Barcelona. Si temían que las pinturas murales se vendiesen a los americanos, tenían una fórmula impecable para evitarlo: declarar monumento nacional el templo donde estaban. No lo hicieron, y prefirieron arrancar la pintura mural para hacerse así un museo en Barcelona, con la consiguiente destrucción de los templos donde estaba y de la misma pintura mural, pues en la operación de arranque al strappo saltan partes de la misma, se producen craquelados, y el color se modifica irreversiblemente por el caseinato cálcido que se empleaba”.

Monasterio de Sijena

Recreación de los colores originales de Sijena por Jorge Español

Es por ello que Jorge Español y muchos otros expertos consideran que los Gudiol (Josep Gudiol Cunill, sacerdote de Vic, y luego Josep Gudiol Ricart, arquitecto) fueron los mayores depredadores y expoliadores de pintura mural de Europa. En el caso de la pintura mural que arrancó el segundo en el Monasterio de Sijena, no cabe ninguna duda de ello. Pero no le fue fácil. El expolio de Sijena tomó su tiempo. Josep Gudiol Ricart estuvo en el monasterio en los años treinta haciendo fotografías para una editorial estadounidense. Pero, en 1923, el monasterio había sido declarado Monumento Nacional por las cortes españolas, lo que le otorgaba una especial protección que no le impidió llevarse algunos objetos. Pero el 18 de julio de 1936 estalló la Guerra Civil española y el monasterio fue quemado aquel verano por milicianos anarquistas. En el mes de octubre de 1936, Josep Gudiol Ricart llegó al monasterio para, supuestamente, salvaguardar las pinturas, arrancándolas de las paredes sin el permiso del Director de Patrimonio Nacional y llevándoselas al museo de Barcelona, donde quedaron en depósito y fueron más tarde exhibidas. Comenzó así un litigio largo y lleno de dificultades para quienes se han atrevido a plantar cara al dragón nacionalista. Ochenta años después, las pinturas de Sijena ven próxima la fecha en la que, finalmente, puedan volver al lugar de donde nunca debieron ser arrancadas. Mucho de esto se lo debemos a Español que, como el santo matadragones, lleva el nombre de Jorge.

Monasterio de Sijena

Monasterio de Sijena

No todo está ganado aún. Los nacionalistas catalanes, ebrios de las supuestas injurias por parte de “España”, acusan ahora a la juez de Huesca que ha dado la razón a los litigantes de estar motivada por razones “políticas”, cuando es un asunto de mera justicia que clama al cielo. Bien es verdad que la sentencia llega en el peor momento de malentendidos entre Aragón y Cataluña, no digamos ya con el Gobierno de la Nación. Véase el Manifiesto por Sijena, del que nos ha hablado Sergio Baches Opi, Promotor General del Instituto de Estudios Sijenenses “Miguel Servet”, otro de los asistentes de la noche, manifiesto al que podemos adherirnos personal o grupalmente.

Pero, como ha concluido Jorge Español, algún día, hecha justicia y remansadas las aguas bravas del nacionalismo independentista, tanto los aragoneses como los catalanes podremos plantear en paz una ruta por los panteones reales de la Corona de Aragón que incluirá a Sijena. Por el momento, el próximo 27 de enero, se abrirá en la recientemente restaurada Sala Capitular la exposición de las primeras 57 piezas recuperadas del expolio.

Movido por este pensamiento final de paz y concordia, la que anida en los corazones de la mayor parte de los aragoneses y catalanes, se me ocurrió ofrecer un colofón a tan amena tertulia: cantar la jota que nos enseñó mi madre:

Cataluña es Cataluña,
y Aragón es Aragón.
Pero, cuando llega el caso,
son un mismo corazón.

Para leer más:

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

3 comentarios

  1. Juan Antonio Casamayor Anoro.

    Fue magnífica la intervención del abogado Jorge Español y muy comentada su magnífica información sobre la historia, que compartimos. En el próximo número del QUIO. Revista de Sariñena y Monegros, publicamos un reportaje del evento. Este Cronista que escribe y firma el reportaje, espera haber acertado plenamente en el contenido. Saludos a todos y éxito en esta lucha.

  2. Pingback: Color en Sijena – al cierzo

  3. Pingback: Sijena Sí arranca con fuerza – al cierzo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *